Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

#quéhaydetrásde

Qué hay detrás de la banca ética: 7 claves

Llevamos al primer plano pilares que sostienen este modelo por el cambio social

Llevamos al primer plano pilares que sostienen este modelo por el cambio social

Miles de ciudadanos conocen ya Triodos Bank, con más de 200.000 clientes en España y 680.000 en el conjunto de Europa. Menos conocidos son, sin embargo, los fundamentos del modelo de banca ética.

Muchas personas y organizaciones tienen la experiencia directa de trabajar con la entidad, situada en los primeros puestos del sector en satisfacción del cliente, según un estudio de OCU. O han comprobado, además de su operatividad, su impacto positivo en el entorno, a través de la información que facilita Triodos Bank o de sus encuentros con clientes.

Pero, para entender realmente el valor diferencial del banco y de su oferta, se hace necesario comprender qué lo hace posible.

1. Ideales

Los ideales, primero. En Triodos Bank, precedieron a la concepción de un modelo de negocio concreto. Las raíces del banco están en un grupo académico creado en Holanda en 1968 para examinar cómo utilizar el dinero para el cambio social, Fue en un contexto global de reivindicación y de cuestionamiento del establishment.

En paralelo, grupos activistas se daban cuenta de que, mientras abogaban por el fin de la guerra de Vietnam, por la igualdad racial en Sudáfrica o por la protección del medio ambiente, su dinero en cuentas bancarias contribuía al conflicto, la injusticia o el daño a nuestro entorno.

Desde sus inicios, para Triodos Bank los ideales son una guía permanente de la actividad, no una mera declaración de principios: el banco solo financia empresas y entidades que tengan un impacto positivo en la sociedad, a través de criterios concretos y públicos. Además, materializando otro valor clave de la banca ética, lo hace con transparencia, informando sobre qué iniciativas apoya con financiación.

2. Banca

Del grupo de estudio inicial que daría lugar a Triodos Bank no surgió directamente un banco. Al inicio, el proyecto se concretó en la creación de la Fundación Triodos (1971). La organización aportaba, con dinero del entorno de los impulsores, fondos a entidades sociales excluidas de la financiación bancaria.

Pero pronto se tomó conciencia de que esta forma de trabajar no cumplía con la ambiciosa aspiración de lograr, a través del dinero, un cambio positivo relevante. “Quisimos convertirnos en un banco, con su forma jurídica y potencial, porque queríamos reinventar el sentido de la banca”, explica Pierre Aeby, presente en aquel momento y actual director ejecutivo financiero (CFO) de Triodos Bank.

Sin una infraestructura bancaria como la que mantiene Triodos Bank, no habría sido posible el impulso relevante a iniciativas de cambio, de acuerdo con su misión, ni ser una alternativa real de servicio bancario para miles de personas

 

Casi 4 décadas después de la creación de Triodos Bank (1980) -con particularidades en la propiedad del capital social para garantizar que el banco no se aleja de la misión- se puede afirmar que, sin este desarrollo, el proyecto no se habría acercado a logros clave. Como los 1.182 millones de financiación en España para los sectores social, cultural y medioambiental alcanzados.

Sin la creación de una infraestructura bancaria como la que mantiene la entidad actualmente, no habría sido posible un impulso de esta dimensión a iniciativas de cambio, ni ser una alternativa real de servicio bancario para miles de personas, como ocurre hoy.

3. Personas

Las personas y su compromiso son la pieza fundamental de la banca ética. Detrás de Triodos Bank hay en España ya casi 300 empleados, más de 8.000 pequeños inversores y más de 200.000 clientes, entre organizaciones y particulares.

Se trata de personas que buscan algo más, además de ganarse la vida con su desempeño profesional, de encontrar un retorno razonable a su inversión, de recibir financiación para una iniciativa con valor social o de disfrutar de servicios bancarios que necesitan.

Se identifican con la necesidad de promover una economía diferente, que sirva a las personas y no al revés, y entienden que apoyar el desarrollo de una entidad financiera con la misma meta es esencial para avanzar en ese camino de cambio. Si “los bancos son el corazón de la economía, que bombea el dinero como hace la sangre con el oxígeno en el sistema circulatorio”, tal como subraya Joan Antoni Melé, miembro del Consejo Asesor de Triodos Bank, la economía no cambiará sin que lo hagan antes las entidades financieras.

4. Valor

A las empresas y organizaciones que trabajan por mejorar la vida de las personas, desde ámbitos como la atención social, las energías renovables o la creación cultural, Triodos Bank les ofrece el valor de ser atendidos por profesionales especializados en sus sectores y el apoyo estable de una entidad financiera que no analiza exclusivamente su viabilidad económica. Un banco para el que el éxito de sus clientes forma parte del éxito de su misión social.

A los clientes particulares, la banca ética les ofrece la opción de poder utilizar servicios bancarios con valor práctico y que no están vinculados con una actividad contraria a sus valores personales como ciudadanos. Así, se hace posible poner el dinero en la misma dirección que los valores y tener prueba de ello, gracias a la política de transparencia de la entidad.

A las personas que desean invertir, Triodos Bank les ofrece la ocasión de realizar una inversión socialmente responsable, que contribuye a la solvencia de un modelo de banca diferente.

Todo ocurre en un contexto distinto al de los años convulsos de los orígenes del banco, en los 60, 70 y 80 del siglo pasado. Pero no en un momento de menor urgencia social y medioambiental. Cuando la Humanidad se juega su futuro, ante retos como el cambio climático, o Naciones Unidas se plantea por primera vez acercarse a metas como terminar con la pobreza extrema, el uso del dinero y la elección de banco son decisivos.

Con esta decisión, en realidad, tomamos múltiples decisiones: ¿financiar renovables o combustibles fósiles? ¿Financiar entidades sociales que generan oportunidades para todos o alimentar la especulación financiera?

5. Precio

Triodos Bank ha puesto siempre el acento en explicar el valor práctico y social de su propuesta, en lugar de ofrecer regalos o entrar en guerras de precios que tienen mucho que ver con un modelo de economía convencional.

La propuesta de banca ética tiene en su núcleo la idea de generar un impacto positivo en la sociedad, lo que tiene un coste. Un modelo diferente a este, sin rumbo social, optaría por financiar actividades más lucrativas, trasladando el coste social que estas generasen a otros. “Hay que plantar cara a la extendida práctica de pasarle a otros la factura de las externalidades”, afirma Kees Vendrik, economista jefe de Triodos Bank.

Todo tiene un precio, la cuestión es que sea justo y quién lo paga.

En el caso de Triodos Bank, el precio es reflejo de del valor de la propuesta de banca ética y transparente y de los costes de gestión asociados. Igualmente, el contexto económico y financiero influye en los precios que la entidad puede ofrecer.

6. Equilibrio

La banca es, desde la concepción de Triodos Bank, una cuestión de equilibrio.

En primer lugar, su modelo de banca ética busca un equilibrio en la distribución del valor y de los costes generados por la actividad. Por ello, el banco aplica una política laboral y salarial justa, con una apuesta importante por el empleo estable y sin superar en 10 la diferencia entre el salario más alto y más bajo, algo especialmente singular en su sector. Además, no paga bonus. De la misma manera, los accionistas reciben un retorno moderado por participar en el desarrollo del banco.

El modelo de banca ética busca un equilibrio en la distribución del valor y de los costes generados por la actividad

 

En segundo lugar, el banco busca continuamente el equilibrio que hace posible su modelo. Se otorga financiación a empresas y proyectos que, a la vez, aportan un valor positivo a la sociedad y son viables económicamente. Parte de la concepción de banca ética es trabajar con rigor con un dinero que no es del banco, sino que debe poder devolverse a sus titulares.

En tercer lugar, de acuerdo con su misión, el banco sirve al conjunto de la sociedad, no solo a las personas que forman parte del mismo sea como empleados o como clientes. Es por ello que se fija metas que van más allá de unos resultados financieros saludables, igualmente necesarios para su continuidad y el desarrollo del servicio. En este sentido, para garantizar la liquidez, el banco no puede tener todo el dinero invertido y, en lugar de realizar inversiones especulativas a corto plazo en activos como divisas, prefiere depositar una parte en el Banco Central Europeo, aunque reciba por ello un interés negativo, en la dinámica actual de tipos en mínimos históricos.

7. Impacto

El ánimo de cambiar la sociedad impide a veces tener suficiente perspectiva de los avances logrados. Además del impacto positivo directo en los proyectos financiados por Triodos Bank, empiezan a cambiar algunas cosas más entre las bambalinas del sector bancario y de las instituciones, como se proponían los fundadores. ¿Inspiración de la banca ética?

Esta primavera la Comisión Europea se está planteando por primera vez penalizar las inversiones financieras en sectores como el de la energía fósil.

Una institución de referencia como el Banco Mundial ha decidido, directamente, dejar de invertir en proyectos de petróleo y de gas a partir de 2019.

Y un proyecto europeo busca generalizar el enfoque de la ecohipoteca de Triodos Bank, la primera que ofrece, desde 2013, un tipo de interés más bajo para viviendas con mayor eficiencia energética, lo que quiere influir positivamente en la crisis climática y en reaccionar ante problemas sociales como la pobreza energética.

Son solo algunos ejemplos de cambios que, cuando nació Triodos Bank, pocos podían imaginar que ocurriesen más allá del ámbito de acción de la banca ética.

Con todo, ¿conseguiremos convertir juntos la responsabilidad en las finanzas en norma y no, todavía, en una excepción?

Texto: Xavier Hervás Vigueras


+ Servicios de banca ética para particulares

+ Servicios de banca ética para empresas y entidades

¿Qué opina sobre "Qué hay detrás de la banca ética: 7 claves"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Luis Carlos Cabrera Hace 3 meses

Cada vez me interesa más mi Banco. Pienso dar de baja mi cuenta en otro banco. Nada que ver con la filosofía de otros bancos… Me quedo solo con TRIODOS BANK