Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

entrevista

“Queremos concienciar sobre la problemática del trabajo esclavo”

CarrodeCombate.com investiga para fomentar, desde la información, un consumo responsable

CarrodeCombate.com investiga para fomentar, desde la información, un consumo responsable

“El consumidor entiende que los problemas del mundo son sus problemas, porque en realidad lo son”. Carro de Combate nació hace 4 años de la mano de Laura Villadiego y Nazaret Castro, dos periodistas que denunciaban, con sus escritos desde el terreno, el trabajo esclavo y los ataques al medio ambiente. Su objetivo: “Ofrecer información para poder consumir críticamente”.

Carro de Combate cumple 4 años. ¿Cuál fue la chispa que puso en marcha esta iniciativa?

El proyecto empezó de forma bastante informal, como un blog con el que Nazaret Castro y yo queríamos concienciar sobre la problemática del trabajo esclavo a través del periodismo. Nazaret y yo nos conocimos en España y luego cada una se fue a una parte del planeta, ella a Latinoamérica y yo al Sudeste Asiático. Sin embargo, ambas seguimos trabajando en temas muy similares relacionados con condiciones laborales e impactos medioambientales. Y veíamos que, a pesar de la lejanía, las historias se repetían y los patrones no entendían de países sino de industrias. Así que pensamos que era una buena idea contar la historia entera uniendo las piezas desde diferentes partes del mundo.

Tras este tiempo, ¿sobre qué temas hay que investigar más, por desconocidos, y cuáles han recibido más atención de los lectores?

Creo que sería importante investigar la soja, porque está muy presente en nuestra dieta diaria pero apenas somos conscientes de ello. Ese fue uno de los principales argumentos que nos llevó a realizar la investigación sobre el aceite de palma que acabamos de publicar. Preguntábamos a mucha gente y todos pensaban que nunca lo consumían. Se llevaban una gran sorpresa cuando empezábamos a enumerar todos los productos que lo llevan. Por otra parte, los temas que más interesan suelen ser los relacionados con la industria textil, la alimentación o la electrónica.

“Nazaret Castro y yo queríamos concienciar sobre la problemática del trabajo esclavo a través del periodismo”

¿Y qué temática tendría que tocar Carro de Combate que aún no lo haya hecho?

Hay muchos temas que me gustaría investigar, como la minería o el tema del agua. Pero en Carro de Combate tenemos pendiente una investigación sobre el plástico que será probablemente una de las próximas que abordemos.

¿Cómo se consigue que estos reportajes salgan a la luz entre tanta infoxicación, branded content y RSC?

Nosotras lo conseguimos gracias al apoyo de nuestros mecenas, que son los que nos ayudan a financiar las investigaciones, y de los seguidores que nos ayudan a difundir la información. No siempre es sencillo, pero intentamos combinar los contenidos más gráficos y sencillos, que aportan una visión general de la problemática de un producto en lo que llamamos los Informes de Combate, con otras investigaciones más profundas. en estas últimas analizamos con datos y también con historias personales los impactos de los que hablamos en nuestros proyectos.

En la presentación de Carro de Combate se cita a Margaret Mead (“nunca dudes de que un pequeño grupo de personas comprometidas y pensantes pueden cambiar el mundo. En realidad es lo único que ha logrado cambiarlo.”). ¿En qué punto del camino estamos para alcanzar esa “masa crítica” necesaria para generalizar otro tipo de consumo?

Creo que se ha avanzado bastante en los últimos años aunque la razón ha sido en buena parte la crisis económica. Muchos consumidores se hacen más preguntas y se cuestionan también cuál es su papel en el sistema económico y cuáles son sus herramientas para cambiarlo. No obstante, la masa crítica tiene dos caras. Una es el propio consumidor y sus opciones de compra. Pero por el otro lado está la oferta. Es difícil ser un consumidor crítico cuando no tienes opciones para cambiar tu consumo y ahora mismo no es sencillo. Aunque por fortuna también se ha avanzado bastante en este aspecto.

“La realidad es que la falta de estándares tanto sociales como medioambientales en buena parte de las industrias que nos proveen en Europa es más la norma que la excepción”

El Sudeste Asiático forma parte de esa “fábrica del mundo” donde no siempre existen condiciones dignas de producción. ¿En qué medida cambia la perspectiva el hecho de vivir y trabajar desde esta región? ¿Se incorporan más matices?

Carro de Combate no existiría si yo no hubiera venido a trabajar al Sudeste Asiático y si Nazaret no hubiese ido a Latinoamérica. No sólo porque necesitamos estar en los centros de producción para investigarlos, sino también porque probablemente no hubiéramos sido tan conscientes de cómo funciona el sistema si no lo hubiéramos visto tan de cerca. Cuando no lo ves cada día puedes llegar a creer que no es algo sistémico o generalizado, pero la realidad es que la falta de estándares tanto sociales como medioambientales en buena parte de las industrias que nos proveen en Europa es más la norma que la excepción.

¿De qué manera se puede involucrar más eficazmente a la sociedad en el consumo responsable, sea de textil, servicios bancarios u otros tipos? ¿Existe una saturación ciudadana hacia los “problemas del mundo”?

Yo creo que a menudo el consumidor entiende que esos problemas del mundo son sus problemas, porque en realidad lo son. Es indiscutible en el caso del impacto medioambiental, pero también en el social. Pero las opciones tienen que ser sencillas y fáciles de conseguir. Pienso que al consumidor le falta mucha información sobre cuáles son esas opciones y cómo llegar hasta ellas. Muchas veces ni siquiera es necesario ir a tiendas especializadas. Hay opciones como el intercambio o la reutilización que simplemente hay que ponerlas en práctica.

 

LAURA VILLADIEGO
Cofundadora de Carrodecombate.com

Laura VilladiegoLaura Villadiego es licenciada en Periodismo y Ciencias Políticas. Tras trabajar en España y Bruselas se trasladó a Camboya, desde donde colaboró con varios medios. Ahora vive en Tailandia, desde donde cubre la región del Sudeste Asiático e investiga y escribe para Carrodecombate.com. Este medio se centra en informar desde el terreno las condiciones de trabajo en los “centros de producción del mundo” para, a través del conocimiento, generar conciencia a la hora de consumir.

 

Texto: Víctor Regidor / Xavier Hervás · Foto: Carrodecombate.com

¿Qué opina sobre "“Queremos concienciar sobre la problemática del trabajo esclavo”"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Aceite de palma: qué hay que saber como consumidor responsable Hace 4 meses

[…] por ejemplo a través de un trabajo monográfico de la iniciativa de periodismo de investigación Carro de combate. Aspectos que, además, ha reconocido la propia industria que, por otro lado, también pone el […]

Marina Blanco Gorgoso Hace 1 año

Me interesa mucho