Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando, aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

reportaje

Compromisos que SÍ se alcanzaron en la COP25

Luces de una cumbre decisiva para vincular banca y transición ecológica

Luces de una cumbre decisiva para vincular banca y transición ecológica

Es importante que conozcas avances destacados que han tenido lugar en la Cumbre del Clima de Madrid (COP25) y a los que contribuyen las personas que eligen banca ética.

Qué aporta el compromiso colectivo de acción climática de la banca española

Desde Triodos Bank hemos logrado el objetivo principal que buscábamos en la COP25. La banca que opera en España se ha comprometido a la acción climática con un acuerdo colectivo. Éste marca el plazo de 3 años para alinear las carteras de préstamos con los Acuerdos de París y recoge también la medición de la huella de carbono de las mismas, mediante una metodología estandarizada a nivel internacional.

Hasta hace muy poco, las entidades financieras solo consideraban como propias las emisiones de CO2 que producen directamente sus instalaciones. Con este acuerdo, “los bancos, por fin, se reconocen como responsables del impacto de sus préstamos e inversiones”, explica Mikel García-Prieto, director general de Triodos Bank en España. Por tanto, el sector empieza a dar la cara y admite que debe trabajar por la transición ecológica.

Ahora, el desafío de Triodos Bank es promover un seguimiento independiente y el cumplimiento integral de este compromiso. Hay que asegurarse de que no se quede en un “lavado de cara”.

Más avances concretos

En Madrid, Peter Blom, director ejecutivo del Grupo Triodos, dejó claro que el sector financiero se tiene que involucrar sin excusas ni propaganda verde: “Creemos que es un paso muy positivo que se reconozca la emergencia climática y enfatice el papel de los bancos, que deberían dejar de financiar actividades contaminantes”.

Para provocar más hechos que nuevos discursos, en la COP25 también presentamos un informe sobre la herramienta internacional PCAF, con la que medimos las emisiones de CO2 de las inversiones y préstamos, y que en España hemos utilizado de forma pionera. La idea no cae en saco roto y, en el mundo, decenas de bancos ya se han comprometido a hacer lo mismo.

En todo caso, para que los cambios ocurran no es suficiente con que sean técnicamente posibles. Hay que cambiar la cultura y, con ello, los comportamientos. En esta dirección, aprovechamos la Cumbre para presentar el Foro Académico de Finanzas Sostenibles, un laboratorio de ideas que Triodos Bank ha cofundado recientemente junto a AFI Escuela de Finanzas.

Entonces, ¿ha merecido la pena?

En global, la COP25 ha venido acompañada de avances que dejan claro que estamos en un camino irreversible de acción. Esta vez, nadie ha puesto en duda la necesidad de contener el aumento de la temperatura a 1,5ºC, como recomiendan los estudios científicos. Además, la Unión Europea ha sido la primera región mundial en comprometerse a la neutralidad climática en 2050. Y, sobre todo, una amplia mayoría de la comunidad internacional entiende que la única forma de avanzar es la cooperación multilateral.

Por otro lado, se han producido dificultades de acuerdo en aspectos relevantes, como los mercados de carbono, pero se ha cerrado agenda para una COP26 en Glasgow que siga desbrozando el futuro, como en Madrid.

En nuestro país, la celebración de la Conferencia ha servido para que gobiernos, empresas de todos los sectores y la ciudadanía asociemos definitivamente el cuidado del entorno con nuestra calidad de vida. Hoy, como mínimo, el tema está en la agenda y no en el último lugar, tanto en el día a día de las personas como en el de las organizaciones.

Por parte del sector financiero, en esta cumbre que estuvo a punto de no suceder, los bancos se han retratado por fin. Han dado un primer paso en firme, y desde Triodos Bank trabajaremos para garantizar que se avanza en el sentido correcto. Además, la COP25 ha sido una nueva prueba del poder que tenemos en nuestros bolsillos para generar un impacto positivo.

La confianza depositada en el único banco de España que no invierte en combustibles fósiles está generando un cambio real.

Al apagarse las luces de la Cumbre, seguimos utilizando el dinero de las personas que han confiado en nosotros para aliviar la emergencia climática, y no para agravarla. Además, contigo logramos con éxito que crezca la presión sobre otros agentes menos activos, pero de los que necesitamos un cambio ante un desafío de toda la Humanidad.

¿Seguimos sumando consciencia y acción?

¿Qué opinas sobre "Compromisos que SÍ se alcanzaron en la COP25"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 6 comentarios

Consuelo Maestre Yago Hace 5 meses

Me parece muy interesante.

Gabriel García-prieto Hueto Hace 7 meses

Siendo muy interesante este inicio de cultura de la banca a favor del cambio climático, es obvio el efecto progresivo si va acompañado del avance de este cambio en la población, iniciándose en los clientes de Tríodos Bank.
Podría ser a través de la revista que periódicamente recibimos.
Gracias

Elena Hace 8 meses

Me parece muy bien hablar de los cambios positivos que sí ha habido, porque existen.
No entiendo porque no se habla de las inversiones de bancos españoles en armas y explosivos que también son muy contaminantes.

Respondiendo a Elena
Triodos Bank Hace 8 meses

Hola, Elena: Sobre lo que indicas y respecto a nosotros, aprovechamos para recordar que Triodos Bank no invierte en armas, según nuestro modelo de banca ética. Estos son nuestros criterios de financiación: https://www.triodos.es/es/criterios-financiacion Saludos.

M. Jesus Gutiérrez Garcia Hace 8 meses

Estan bien pero son insuficientes.

DOMINGO Hace 8 meses

Pobres


+ Mostrar los 6 comentarios