Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

análisis

Las 7 tentaciones de Triodos Bank

Las decisiones que han definido al referente europeo en banca con valores

Las decisiones que han definido al referente europeo en banca con valores

Triodos Bank representa algo más que el reto de poner en marcha un modelo bancario diferente dentro de nuestro sistema económico, un hito logrado en 1980. Sus rasgos diferenciales se han definido también con las respuestas del proyecto a los desafíos de cada momento.

Destacamos siete elecciones conscientes que han marcado la naturaleza del banco, hoy objeto de estudio académico. Lo hacemos basándonos en los trabajos sobre Triodos Bank “Resistiendo la tentación”, de la Stanford Social Innovation Review, y “Haciendo banca como si la sociedad importase”, de MITCoLab, con los que han colaborado figuras relevantes del banco.

1. ¿Seguir a otros o tener un modelo propio?

El objetivo inicial de los impulsores de Triodos Bank no era crear un banco, ni un negocio. Antes de ello, en 1968, crearon un grupo de estudio en Holanda con una misión distinta: examinar cómo utilizar el dinero como vehículo de cambio social.

La idea tomó forma con la creación de la Fundación Triodos que, con aportaciones del entorno social de los impulsores, facilitaba fondos a entidades sociales normalmente excluidas de la financiación bancaria. Enseguida, esta forma jurídica se reveló como útil pero insuficiente para cumplir la misión planteada y el proyecto se encontró en un cruce de caminos.

“Quisimos convertirnos en un banco, con su forma jurídica y potencial, porque queríamos reinventar el sentido de la banca”, explica Pierre Aeby, uno de los protagonistas de aquel momento y actual director ejecutivo financiero (CFO) de Triodos Bank. Al estudiar la solicitud de licencia bancaria, los reguladores holandeses sugirieron que tomase otra forma, como la de una cooperativa, pero la aspiración de la iniciativa llevó a encontrar un modelo propio.

“Quisimos convertirnos en un banco, con su forma jurídica y potencial, porque queríamos reinventar el sentido de la banca”

Pierre Aeby, director ejecutivo financiero de Triodos Bank

No sería el cooperativo, pero tampoco el de una compañía convencional. Triodos Bank se constituyó como banco en 1980 con características propias. Entre ellas, destaca su modelo de propiedad, formado por pequeños inversores (hoy más de 35.000), con la salvaguarda de que ninguno puede poseer más del 10% del capital total y la creación de la Fundación para la Administración de las Acciones de Triodos Bank, formada por personalidades independientes y elegidas por los inversores, con el objetivo de que el banco no se aleje nunca de su sentido social original.

2. ¿Éxito a toda costa o crecimiento orgánico?

Solo recientemente, con más de 600.000 clientes en Europa, se ha convertido Triodos Bank en un banco considerado por las instituciones como entidad bancaria de tamaño medio. Durante años, el volumen de la organización ha sido limitado.

Para Ute Stephan y Marieke Huysentruyt, autores del trabajo de Stanford sobre el modelo del banco, “Triodos resistió la opción de trabajar con productos estructurados altamente rentables. En su lugar, escogió un modelo de bajo beneficio que se centra en establecer relaciones para apoyar proyectos y empresas de la economía real. Al tomar este curso, el banco evitó algunas de las prácticas que ayudaron a crear una crisis financiera global”.

Es fundamental en el modelo del banco la elección de la “responsabilidad” en contraposición a la “neutralidad” en el momento de otorgar financiación, como lo plantea Katrin Käufer, autora del trabajo del MIT sobre la entidad.

“El banco escogió un modelo de bajo beneficio que se centra en establecer relaciones para apoyar proyectos y empresas de la economía real”

“Resistiendo la tentación”, Stanford Social Innovation Review

En este sentido, el banco eligió ser el socio financiero especializado, a través de los ahorros de sus clientes, de tres sectores de la economía con impacto positivo: medioambiental, social y cultural. Para asegurar su impacto positivo, definió una serie de criterios cualitativos que acompañan al de la viabilidad en el momento de estudiar una propuesta de crédito.

Peter Blom, actual presidente del comité ejecutivo (CEO) de Triodos Bank, opina que la economía no es otra cosa que “capital, personas y recursos naturales” y que “lo que ocurrió en la crisis es que el factor capital se desconectó de los otros dos”.

3. ¿Banco de ahorro u opción integral?

La razón de ser de Triodos Bank es “promover un cambio positivo de la sociedad financiando empresas y organizaciones”, pero a medida que su base de clientes fue creciendo se abrieron otras posibilidades.

Muchos de sus clientes, el apoyo fundamental para el cambio social que promueve el banco -que también se diferencia por no tomar financiación de otras fuentes, como puedan ser otras entidades bancarias- comenzaron a demandar servicios bancarios cotidianos, para poder operar únicamente con Triodos Bank.

Con una inversión significativa, en las dos últimas décadas el banco ha desarrollado una gama amplia de servicios para particulares y organizaciones equiparable a la de otras entidades.

Sin abandonar su valor añadido. Por ejemplo, la Hipoteca Triodos es la primera del mercado que estimula un consumo sostenible en el ámbito de la vivienda, reduciendo el tipo de interés a los inmuebles con mayor eficiencia energética. En la actualidad, el banco ha lanzado también un Plan de pensiones con criterios de inversión responsable y continúa trabajando en nuevas opciones para facilitar un consumo responsable de banca.

4. ¿Incorporar valores en el mercado de capitales?

Tras el desastre de Chernóbil, en 1986, “los depositantes nos llamaban y nos preguntaban, ¿qué va a hacer Triodos Bank respecto a ello? ¿Van a ofrecer opciones para invertir en alternativas?”, explica Blom, que inició su trayectoria en el banco como voluntario y lo dirige desde 1989.

En la trayectoria de Triodos Bank, los desafíos sociales han realimentado su espíritu innovador original. Así, tras el accidente nuclear, en un periodo en el que se desarrollaban las primeras tecnologías de energía eólica, por lo que la inversión en ellas conllevaba un mayor riesgo, la organización creó Triodos Ventures, una sociedad autónoma que pudo realizar pioneras inversiones en este campo, ganar conocimientos y obtener buenos resultados.

Además de crear la puerta de entrada a un apoyo mayor y continuado del banco a las renovables, que llega hasta la actualidad, el desarrollo permitió también la creación de Triodos Wind Energy Fund, un fondo de inversión especializado en energía eólica. Y la apertura de un nuevo campo para generar un impacto social positivo. “A inicios de los 90, cuando Triodos Bank arrancó con los fondos de inversión verdes, la idea de Inversión Socialmente Responsable (ISR), hoy en expansión en EE.UU. y Europa, era relativamente nueva”, afirma Käufer.

Tras ello y la consecución de hitos en ámbitos como el de los microcréditos, Triodos Bank se planteó también una nueva forma de actuar para profundizar su impacto. Esta vez, en los mercados de capitales, decisivos para la evolución de la economía y la sociedad.

“A inicios de los 90, cuando Triodos Bank arrancó con los fondos de inversión verdes, la idea de Inversión Socialmente Responsable (ISR) era relativamente nueva”

“Haciendo banca como si la sociedad importase”, MITCoLab

La decisión creó debate en el banco. Rosl Veltmeijer, directora de Investigación de Triodos Investment Management, la gestora de fondos de inversión del Grupo Triodos, expone el hecho de que “cuando inviertes en el mercado de capitales, lo haces en grandes compañías globales”. Para influir en este mercado tan relevante y en sus empresas, Triodos Bank creó su propio sistema de análisis de compañías, diferenciado del que aplica para otorgar financiación bancaria, ya que en este caso no se utiliza dinero de los ahorradores, sino de clientes inversores individuales, y se actúa en otro contexto.

En la actualidad, los fondos ISR Triodos incluyen a las empresas best in class, o con mejores indicadores sociales, medioambientales y de buen gobierno dentro su sector, y mantienen un diálogo constante con sus responsables. Así, por ejemplo, mediante la inclusión o exclusión del universo de inversión, se busca estimular su progreso hacia prácticas cada vez más sostenibles.

Para Veltmeijer, “la realidad es que nuestros clientes conducen coches. Y al lanzar los fondos tuvimos muchas reacciones de organizaciones diciendo, Triodos Bank invierte en industrias nocivas, pero nos dijimos, nosotros no queremos ser un icono, lo que queremos es entrar en el debate de los coches, entre otras cosas, porque es un ámbito clave para el clima. Si seleccionamos los más sostenibles, ayudaremos al sector a mejorar”.

5. ¿Discurso fácil o compromiso activo?

A medida que Triodos Bank creció y las relaciones evolucionaron más allá de lo personal, fueron necesarias nuevas herramientas para comunicar la razón de ser y la actividad del banco. Más allá de la posibilidad de realizar un discurso publicitario convencional, el banco buscó mantener su autenticidad con desarrollos como la publicación en su página web de todas las iniciativas que reciben financiación gracias a los ahorros de los clientes.

La entidad ejerce una transparencia real y activa. Del mismo modo, el conocimiento permite a los clientes mantener una mayor conciencia sobre su papel y, por lo tanto, realizar un consumo responsable de banca.

Por todo ello, la entidad ha centrado siempre su proyección pública en explicar con la mayor claridad posible la misión que es inseparable de sus productos bancarios, y evitando poner el foco en ventajas económicas, ofertas o regalos.

6. Organización: ¿statu quo o renovación cultural?

“Generalmente se reconoce que los bonus no son una herramienta correcta, pero como las organizaciones no vean alternativas y todo el mundo los usa… Sabiendo que los bonus no son la herramienta, nosotros no los usamos”, explica Els Verhagen, directora de Recursos Humanos de Triodos Bank.

Ante la tentación de ofrecer internamente estas ventajas habituales en el sector bancario, de acuerdo con su misión, la entidad tiene una política de remuneración que no estimula la asunción de riesgos elevados para aumentar el salario.

El desarrollo del banco ha comportado un crecimiento del equipo de profesionales, que ya supera los 1.200. En este sentido, otra de las singularidades del banco es mantener una diferencia limitada de sueldos (actualmente de 9,8 veces entre el sueldo más bajo y el más alto, muy inferior a la habitual en el sector).

Junto a la importancia de las condiciones profesionales -con un 97% de contratos fijos en España-, la filosofía del banco es generar oportunidades de unir los valores personales y profesionales en el trabajo.

7. ¿Quedarse parados o abrir nuevos campos?

“Si la banca 1.0 se caracterizó por poner el foco en una alta rentabilidad y la 2.0 por regular las externalidades negativas de la 1.0, la 3.0 se caracteriza por el potencial de un banco de utilizar su posición en el sistema económico para atender los retos de la sociedad”, escribe Käufer.

Siguiendo el impulso innovador inicial, Triodos Bank sigue buscando fórmulas para una renovación de la sociedad a través del uso del dinero, más allá de lo estrictamente bancario. Por ello, promueve el consumo responsable a través de una app para encontrar y consumir en comercios con valores, iniciativas de crowdfunding para huertos educativos, alianzas con proyectos de microfinanciación colectiva o la exploración de monedas complementarias con impacto social positivo.

Como institución que replantea la economía, el banco abre también nuevos diálogos a través de la iniciativa Repensar el dinero, enriqueciendo la conversación social para ponerlo al servicio de las personas. ¿Tentador?


+ Más sobre Triodos Bank y sus servicios

+ Historias de la banca transparente

+ Criterios de financiación responsable


Texto: Xavier Hervás Vigueras

¿Qué opina sobre "Las 7 tentaciones de Triodos Bank"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 5 comentarios

Vicente Hace 4 meses

Nada mas hace falta mirar a nuestro alrededor para creer en que los pricipios eticos, son imprescindibles para una sociedad justa y solidaria.
Siempre hay progreso o evolucion, pero es dificil seguir por el camino correcto y creo que triodos se esfuerza en conseguirlo, asi que considero que las criticas por unos euros en comisiones justificadas y dando explicaciones, son simple racaneria ¿o nadie sabe que hacen el resto de bancos con el dinero de sus clientes?.Criticos si pero con quien lo merece.Gracias Triodos

Cristina Hace 4 meses

Qué fácil es echarse flores en artículos de autocrítica y que complicado es ir creciendo y mantenerse fiel a los principios iniciales.
Elegí un banco ético y con baja rentabilidad, y se ha ido convirtiendo en un banco con comisiones ( por trámites de internet que hago yo, en serio??) y con rentabilidad para sí mismo . Si seguimos así, acabará siendo uno más de los malos.
Gracias Triodos

Sonia Hace 4 meses

Me parece un artículo muy valiente que pone sobre la mesa algunos de los retos que afectan a la banca ética y cómo los resuelve, no siempre contentando a todo el mundo pero al menos sí manteniendo la coherencia.

Ninfa Hace 4 meses

No estoy de acuerdo….Creo q es un banco comercial con valores sociales pero qué bien que cobra comisiones…Y cada vez mas…

Luismiguel Hace 4 meses

Bueno….Un poco menos de arrogancia que desde q soy cliente no paráis de empeorar TODAS las condiciones pese a tener dividendos cada ano….


+ Mostrar los 5 comentarios