Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

entrevista

La mujer que decidió vivir 5 meses sin dinero

Isabel Rupschus cuenta su experiencia en primera persona

Isabel Rupschus cuenta su experiencia en primera persona

Había acabado sus estudios y encontrado un trabajo bien remunerado. Entonces decidió cambiar de rumbo e iniciar un experimento. Vivir durante un tiempo sin dinero. Nos explica cómo fue y de qué manera ha cambiado su forma de pensar.

En la primavera de 2014 decidí iniciar una vida sin dinero. Quería ser independiente del sistema financiero y no contribuir al mantenimiento de una economía que, en mi opinión, se centraba únicamente en ganar dinero y obtener beneficios.

Renuncié a mi casa, tiré mi teléfono y apenas salí de mi lugar de residencia en Róterdam: ya no podía seguir pagando todo eso. Cocinaba a cambio de comida, limpiaba a cambio de una cama donde dormir.

“Renuncié a mi casa, tiré mi teléfono y apenas salí de mi lugar de residencia en Róterdam”

Afortunadamente pude contar también con mis amigos, y con personas que seguían mis experiencias a través de mi blog. El dinero ya no desempeñaba ningún papel. El único dinero que sí utilicé fue el Dam: la moneda local de Róterdam que es aceptada por un creciente grupo de empresas de la ciudad como medio de pago. Esa moneda sí quería utilizarla porque me gustaba cómo con ella se fomentaba el emprendimiento local.

Entrevista en vídeo (en inglés)

Vídeo de la entrevista a la holandesa Isabel Rupschus (con subtítulos en inglés) dentro de una campaña de Triodos Bank que se plantea qué es la verdadera riqueza.

Poder de cambio

Conocí a personas que nunca habría conocido si simplemente hubiera vivido teniendo dinero. Había muchas personas que querían ayudarme, por ejemplo, ofreciéndome una cama donde dormir durante unos días. Y, tres semanas después de comenzar mi experimento, alguien me ayudó a montar mi propia cafetería. Esa ayuda fue fantástica.

Pero también me llevó a afrontar los hechos: vivir sin dinero me hacía dependiente de los demás. Si necesitaba algo, debía esperar a lo que me ofrecieran otros. No podía elegir yo misma. De ese modo tomé conciencia de que el dinero tiene un poder de cambio. Si tienes dinero, tienes influencia. También como consumidor.

“Tomé conciencia de que el dinero tiene un poder de cambio. Si tienes dinero, tienes influencia. También como consumidor”

Comprando artículos fabricados de forma sostenible incitas a las empresas a ser responsables con el mundo. Cuando renuncias al dinero, abandonas también tu poder de cambio. Esa fue una razón importante por la que me planteé críticamente si vivir sin dinero era la elección correcta.

Empecé a considerar el dinero como energía, y como consumidora podía decidir dónde quería destinar esa energía. ¿A consumir sin tener en cuenta las consecuencias negativas? ¿O a un cambio positivo? Vi que tenía elección.

Mayor conciencia sobre el consumo responsable

Después de cinco meses sin dinero, frenéticos, aunque enriquecedores, decidí sumarme de nuevo al sistema  financiero convencional. Pero esta vez de una manera distinta a la anterior.

Gastando mi dinero en cosas que no ponen en peligro el planeta o perjudican a las personas o a los animales estoy emitiendo una opinión.

Una opinión a favor de consumir de manera consciente y en contra de consumir de manera inconsciente. Beneficio adicional: compro mucho menos que antes. El deseo de comprar todas esas cosas se ha transformado en la toma de conciencia de que no necesito tanto. Esa es para mí la verdadera riqueza.

Cómo nació Triodos Bank
Ellos también se replantearon el valor del dinero…

… y fundaron un banco.
Cómo se creó Triodos Bank
En 1968, cuatro profesionales procedentes del mundo económico y jurídico tuvieron una idea: utilizar el dinero de forma responsable para construir un futuro mejor.

+ Conozca cómo crearon Triodos Bank, que opera desde 1980

Texto publicado originalmente en De Kleur van Geld, revista de Triodos Bank Holanda

¿Qué opina sobre "La mujer que decidió vivir 5 meses sin dinero"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 10 comentarios

Carper Hace 6 meses

Gracias a su extraña decisión ha conseguido ver con claridad lo que hay de pervertido en el fondo de nuestro sistema capitalista si unicamente pensamos en el dinero.El dinero es necesario pero no debe ser lo más importante.Debe ser un medio para desarrollarnos como personas y poder vivir dentro de la sociedad,de tener una familia y ocuparnos de lo que nos rodea porque eso sí es importante.

Indiferente Hace 9 meses

Me parece muy bien su experimento de vivir sin dinero. Enhorabuena por ese reto y conseguir llegar a los 6 meses. Tampoco me sorprende demasiado, ya que hay muchísima gente (entre ellas yo), que viven sin dinero y sin embargo no les hacen ninguna entrevista ni tampoco cuentan su vida. No soy ningún ejemplo, pero tampoco me gusta que la gente vaya de triunfadora por lograr algo ridículo. Ella cuenta que pagaba de vez en cuando con la moneda local (Dam), así que algo de dinero si que utilizaba. Solamente quería contar esto. De todas formas la felicito por su fortaleza, valentía y por la experiencia que ha tenido. Un saludo.

luis Manuel Sanchez Rosales Hace 1 año

Genial, fué consciente , que no se trata de vivir sin dinero, sino de utilizarlo conscientemente en benefecio de la humanidad Esta vida no es acumular beneficio exclusivo individual, si no pensar en el colectivo, como sociedad, invirtiendo siempre de manera sostenible y responsable claro. Saludosss

Joaquin Villanueva Barber Hace 1 año

fue valiente con sus ideas, pero se dio cuenta que todo lo que siempre ha estado en practica es por algo, es un buen ejemplo, así mas de uno ya ´tenemos , nuestra mente libre de este problema

Manda huevos Hace 2 años

Si utilizaba otra moneda seguía utilizando el dinero, el experimento no vale, los españoles llevamos toda la vida viviendo así, trabajando solo para comer y dormir porque el sueldo no da para más.

carlos Hace 2 años

cambio los euros por el dam, sí vivió sin dinero.

ToniD Hace 2 años

Todos deberíamos leer este articulo y sacar conclusiones, el mercado no solo te hace esclavo del dinero, te deshumaniza y anula tu razonamiento.

Yolanda Hace 2 años

Como consumidores finales tenemos el poder de decidir donde va nuestro dinero, a quién se lo damos y en qué nos lo gastamos.
Tenemos que incentivar la economía local, asequible y sostenible y dejar de hacer más ricos a los ricos.
Comprar sólo lo justo y necesario.
Gastamos muchísimo dinero en cosas que en realidad son totalmente innecesarias.

Pilar Ortiz de Mendibil Hace 2 años

Comparto sus conclusiones. Lo auténticamente importante es consumir respetando al planeta y a los demas seres humanos vivan donde vivan.

eusebi Hace 2 años

Gastar el dinero en cosas que no perjudiquen el planeta


+ Mostrar los 10 comentarios