Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Entrevista

Francisco Casero: “Necesitamos al agricultor”

La lucha vital del presidente de Ecovalia

La lucha vital del presidente de Ecovalia

A sus 65 años, este invierno Francisco Casero , presidente de Ecovalia, ha añadido una enésima acción de reivindicación pacífica a una trayectoria vital inconformista.

Veinticinco días sin comer y sin dejar de viajar, a lo largo de 6.000 kilómetros en Andalucía y Castilla-La Mancha. Su objetivo: encontrar compromisos por la agricultura ecológica entre los representantes públicos. Y, en sus palabras, antes que nada lograr un “zamarreo”, sacudir y despertar la conciencia de toda la sociedad.

“No se entiende que España encabece la producción ecológica a nivel europeo y que ninguno de los documentos del Ministerio que se han debatido haga alusión a esta actividad”, explica el Premio Andalucía de Medio Ambiente, que también habla de un “exceso de burocracia” que hace encallar algunos proyectos. Casero fue protagonista en los inicios del movimiento ecologista en España y se implicó en el primer organismo de certificación ecológica del país, el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica, creado en 1991. La entidad sin ánimo de lucro que preside, hoy rebautizada como Asociación Valor Ecológico (Ecovalia) y que ha contado con financiación de Triodos Bank, ayuda a los consumidores a identificar los alimentos ecológicos.

“Pocas profesiones son tan bellas y enriquecedoras como la actividad agraria y ganadera”

La agricultura ecológica “da vida al campo”, sostiene Casero. Tanto a nivel medioambiental, en el que pide tener en cuenta, por ejemplo, que “en el 30 % de China no se puede cultivar porque los suelos están destrozados”. Como en su vertiente social, ya que “genera más empleo” y ofrece una oportunidad a los nuevos agricultores. “Aunque haya trabas burocráticas, pocas profesiones son tan bellas y enriquecedoras como la actividad agraria y ganadera. Nosotros decimos que los jóvenes vayan a la universidad, y que después vuelvan a los pueblos para crear riqueza con valor añadido”.

La ciudadanía va por delante

En un contexto europeo en el que “está aumentando más el consumo de alimentos ecológicos que su producción” y una realidad española como “líderes, junto a Estados Unidos, del ranking de países con un mayor porcentaje de obesos”, Casero plantea preguntas incómodas: “¿Por qué no hay un desarrollo serio de los comedores escolares con menú ecológico?”.

“¿Por qué no hay un desarrollo serio de los comedores escolares con menú ecológico?”

En positivo, alaba iniciativas como los huertos escolares ecológicos: “Es fundamental enseñar a los niños que el aceite procede de unas aceitunas de un olivo y la leche de una vaca que está en el campo. Así empezaremos a sentir autoestima hacia nuestros cultivos, nuestros paisajes y nuestro medio rural. Sin eso, seremos un pueblo sin conciencia y, por lo tanto, también sin valores”.

Desde Ecovalia, explica, “fomentamos que en las ciudades y pueblos haya un mercado local donde la gente vaya a exponer sus productos, porque la relación entre consumidores y productores es fundamental”.

Y subraya que ante las dificultades no hay excusas: “Tenemos una responsabilidad como ciudadanos, tenemos que plantearnos qué hacer y ser una sociedad civil activa”.

ECOVALIA

“Nuestra meta es la defensa y el desarrollo de la producción ecológica”, afirma el presidente de Ecovalia, entidad pionera en España en el ámbito de la certificación ecológica. Junto a la certificación de alimentos ecológicos para su identificación por parte del consumidor, promueve actividades de divulgación y formación. También ofrece visibilidad a iniciativas agrícolas que, además de un valor ecológico, integran un comportamiento socialmente responsable en su actividad.

FRANCISCO CASERO

Francisco Casero (Marchena, 1948) fue fundador en 1976 del Sindicato de Obreros del Campo de Andalucía y participó en la creación de la Federación Ecologista Pacifista Gaditana, en los orígenes de Ecologistas en Acción. Desde 1993 es presidente de Ecovalia y desarrolla una intensa actividad divulgativa y reivindicativa para la mejora del medio rural y la promoción de la agricultura ecológica.

Texto: XAVIER HERVÁS VIGUERAS · Foto: ECOVALIA

¿Qué opina sobre "Francisco Casero: “Necesitamos al agricultor”"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Angel Alfredo Hace 3 años

Una gran verdad ,en Ecuador con la aprobación de la ley de tierra se esta fomentando la agricultura