Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

entrevista

Piensa en prosperidad, no en crecimiento

Conversación con Tim Jackson, director del Centro para la Comprensión de la Prosperidad Sostenible (CUSP)

Conversación con Tim Jackson, director del Centro para la Comprensión de la Prosperidad Sostenible (CUSP)

Lograr una economía centrada en la prosperidad social y no en un crecimiento destructor del entorno es la meta de Tim Jackson, economista y autor de Prosperidad sin crecimiento. Economía para un planeta finito.

¿En qué dirección propones repensar la economía?

La economía basada en el crecimiento nos ha llevado al borde del desastre, ha desestabilizado el sistema financiero, ha esquilmado los recursos del planeta, ha socavado nuestras comunidades y hemos acabado con una economía que funciona para unos pocos, en vez de para muchos.

Debemos pensar en prosperidad en términos más amplios. Eso significa que tenemos que crear una economía que funcione para todos.

¿Cómo podemos participar en una “economía de prosperidad”?

En la economía moderna, la idea de trabajo se ha convertido esencialmente en la idea de empleo remunerado, hacer cosas para otros y aceptar las penalidades asociadas.

Pero, en realidad, el trabajo es una parte esencial de nuestra participación en la sociedad y esa visión supone pensar sobre nosotros de forma distinta, sobre los servicios que nos prestamos unos a otros, con atención, profesionalidad y creatividad.

“Los bancos deberían invertir en aquello que ponga los cimientos para la prosperidad de mañana”

 

¿Cuál debe ser el objetivo de las empresas?

En la vieja economía, las empresas se consideraban como una especie de medio para maximizar el beneficio y la producción en masa de bienes materiales, pero en la práctica las personas no necesitan solo bienes materiales y, muchas veces, gran parte de lo que necesitamos en la sociedad son servicios: atención, profesionalidad, creatividad, arquitectura bella y duradera, productos duraderos, y ser capaces de ofrecernos esto unos a otros, todos al servicio de todos.

Ese concepto de servicio supone un verdadero cambio cuando pensamos en términos de empresa.

¿Y cuál es el papel de los inversores?

La inversión es una de las cosas que han fallado terriblemente en la vieja economía, se ha convertido en una especie de casino donde apostar nuestro futuro y eso quebró el sistema financiero.

Sin embargo, la inversión es una de las relaciones más esenciales, porque es la relación entre el presente y el futuro. Es nuestro compromiso con el futuro y ese concepto de inversión como compromiso puede transformar la esencia de lo que están haciendo nuestras instituciones financieras.

¿Qué deberían hacer los bancos?

Los bancos deberían invertir en la transición hacia niveles reducidos de carbono, energía renovable, productividad de los recursos, protección de los activos ecológicos y en una economía de atención, profesionalidad y creatividad.

En definitiva, deberían invertir en servicios que mejoran nuestra calidad de vida, en aquello que ponga los cimientos para la prosperidad de mañana.

+ ¿Quieres involucrarte? Conoce la banca ética, con servicios por otra economía

Tim Jackson
Investigador por una economía más humana

Tim Jackson es profesor de Desarrollo Sostenible en la Universidad de Surrey (Reino Unido) y director del Centro para la Comprensión de la Prosperidad Sostenible (CUSP). Jackson es también un reconocido dramaturgo y guionista para la BBC.

Entrevista aparecida originalmente en The Colour of Money, publicación de Triodos Bank Reino Unido.

¿Qué opina sobre "Piensa en prosperidad, no en crecimiento"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Francisco Hace 4 meses

Totalmente de acuerdo.
Los premios Nobel tendrian que hacer enfasis en valorar los cientificos , economiestas…que valoren que el planeta es finito y las ganacias también tienen un límite.

Andres Fernández Vidal Hace 4 meses

Siento que es exactamente lo que debemos hacer, ya esta pasando en miles de pequeños focos a ml rededor del planeta, es tarea estos tiempos, conectarlos, apoyarlos y darles visibilidad para que el rizoma se fortalezca para emerger con fuerza como sistema económico el dia que deba ser, hoy la tarea está en fortalecerlos atravez de la interfaz ( calidad y cantidad) de conexiones. Hay que hacerlo con amor, sin agresiones ni críticas al sistema anterior, que también forma parte o es insumo básico de este nuevo, no obstante el desafío está en imprimirle la mayor velocidad y dinámica que nos sea posible, y para eso, debemos ensayar y practicar la co elaboración de estas acciones con aportes de miradas y talentos lo más diversos posibles. Economistas? Si, financieros? Si. Tambien cominicadores, biólogos, madres, agricultores o cineastas. Mientras más diversa sea la gente que aporte en esta etapa, más tapiada y fuerte crecerán las raíces para que emerga así un nuevo sistema más rico y sostenible que el anterior. El que hoy impera.

Marcela Hace 4 meses

Gracias x ayudarnos a pensar!
Comparto y trabajo y educó a mis hijos con ese norte.