Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

opinión

La electricidad verde y las empresas

Por Jorge González Cortés, director Comercial y Marketing de Gesternova

Por Jorge González Cortés, director Comercial y Marketing de Gesternova

La electricidad verde es la opción que eligen cada vez más personas y organizaciones, por compromiso ambiental, coste y reputación. Lo explica Jorge González Cortés, de Gesternova, proveedor especializado en renovables.

La electricidad verde y tu empresa es el título de un manual de Gesternova que tiene como objetivo explicar a los que ejercen un papel ejecutivo en su empresa, de forma tan sencilla como clara, las claves sobre el cambio de comercializador de electricidad y sobre la posibilidad de hacerlo para usar solo kilovatios verdes.

Consideramos, en primer lugar, que estamos hablando de un derecho (el de cambiar de comercializador), pero que también puede ser una decisión estratégica, una opción en la gestión de la empresa o una apuesta más del compromiso social de la misma.

En otros ámbitos de nuestra actividad estamos acostumbrados a cambiar de suministrador de servicios básicos, pero parece que existen ciertos tabús en el mundo de la electricidad, inercias y mitos que hacen que sea mucho menos frecuente el ejercicio de elegir. Efectivamente persisten algunas falsas creencias a la hora de cambiar de comercializadora como el riesgo sufrir cortes de suministro en el periodo de cambio, la complejidad del mismo o problemas con las averías que no se corresponden en absoluto con la realidad. Para dar este paso solo es necesario facilitar un par de datos a la nueva comercializadora, elegir la tarifa y disfrutar del servicio sin ningún problema, pero con el valor añadido de que estamos contribuyendo al combatir el gravísimo problema del cambio climático. Tan sencillo como eso.

Energía verde, ¿por qué?

En principio todos asociamos la energía verde con el respeto al medioambiente algo que, desde luego, responde a la realidad y, aunque hay muchos más argumentos, podemos empezar por ahí. Toda actividad humana tiene un impacto, las renovables también. Lo que ocurre es que si comparamos los daños que causa al medio ambiente el proceso de extracción, transporte y uso de los combustibles fósiles o los riesgos de las centrales nucleares y el problema de los residuos con los inconvenientes que pueden tener los parques eólicos, las instalaciones fotovoltaicas o las centrales de biomasa estamos hablando de diferencias abismales. No hay que abundar más en este argumento: o energías sucias responsables del cambio climático o energías limpias con un impacto mínimo en nuestro entorno.

La ventaja intrínseca de las tecnologías limpias es su carácter renovable, es decir que la naturaleza está produciendo esas fuentes constantemente. Muchos de los recursos de nuestro planeta, especialmente los energéticos convencionales (carbón, gas y petróleo), que pueden tener otros usos más nobles, son finitos y por tanto debemos entender que, aunque hoy sean relativamente abundantes, debemos racionalizar su uso.  Por el contrario, los recursos renovables son inagotables. Por tanto, tenemos unas energías que se van a agotar y otras que son inagotables.

“Hay que elegir: o energías sucias responsables del cambio climático o energías limpias con un impacto mínimo en nuestro entorno”

Para cualquiera, pero especialmente para un directivo empresarial, una razón de peso es la volatilidad del precio de las energías convencionales frente a la estabilidad del precio de las renovables. En el primero de los casos el precio lo marcan los países productores, la especulación, las tensiones internacionales, etc. En el caso de las renovables el coste más importante es la inversión inicial que conocemos de antemano, luego los costes de explotación son muy bajos puesto que el recurso lo regala la naturaleza. Y algo muy importante: unas, las energías convencionales, cuanto más se usan más caras son mientras las otras, las energías renovables, cuanto más se usan resultan más baratas.

Además las energías limpias incrementan la independencia energética de los países, mejoran su balanza comercial y los liberan de la influencia política y económica de países generalmente inestables con recursos convencionales. Las renovables son más accesibles a las empresas nacionales y reducen nuestra dependencia del gas y del petróleo, mientras que las instalaciones convencionales están en manos de grandes corporaciones multinacionales.

Las ventajas que hemos enumerado hasta ahora (sociales, económicas…) y otras muchas que podíamos citar pueden resumirse en la respuesta que demos a esta pregunta: ¿Nos dedicamos a hacer ricos a otros países o lo hacemos nosotros con nuestros recursos?

Beneficios para la empresa

Hecho el repaso de los beneficios intrínsecos de la energía limpia vamos a ver qué significa para las empresas decidirse por una comercializadora verde, porque no solo nos da la satisfacción íntima de colaborar en el respeto a nuestro entorno, sino que puede suponer, de entrada, un ahorro económico. En efecto, en contra de lo que muchas veces se da por supuesto, la electricidad verde no es más cara, es más competitiva, es una cuestión entre la comercializadora y la empresa.

En segundo lugar, se puede obtener otro tipo de retorno, algo más intangible, sí, pero incontestable si se sabe aprovechar: mejora la percepción que los clientes tienen de la empresa. Una adecuada comunicación al respecto generará una mayor motivación de compra hacia un producto o servicio.

Las empresas más importantes del mundo apuestan por las renovables: Ikea, Apple, Google o el propio Triodos Bank que acoge en su revista este artículo, son buenos ejemplos de empresas preocupadas por el impacto de su consumo energético. Otras, como CBRE, se preocupan de obtener certificaciones de sostenibilidad para sus oficinas en las que se incluye, con una alta ponderación, el uso de energía verde con Garantía de Origen.

Empresas de referencia de todos los tamaños y sectores se están decantando por la electricidad verde.

Pero no es necesario ser una empresa de tamaño importante para decantarse por un comercializador verde: hoteles, restaurantes, casas rurales, bodegas, ONG, instituciones como el Defensor del Pueblo, incluso monasterios centenarios como el de Silos, prefieren kilovatios verdes porque mejoran la percepción de su marca y además generan ahorros de costes.

Otro aspecto muy importante que no hay que desdeñar ni mucho menos es el efecto que este paso pueda tener dentro de la empresa. Se puede afirmar que los empleados de las firmas que usan energía verde valoran muy positivamente que su empresa sea responsable en este ámbito, que se destaque sobre la competencia por este tipo de gestos. No cabe duda de que se crea un clima positivo que tiene necesariamente que acabar repercutiendo en un aumento de la productividad y generando orgullo de pertenencia a la empresa.

La tendencia del mercado y la mayor concienciación de la sociedad sobre los problemas comunes nos obligan a considerar la sostenibilidad en todas las decisiones que tomamos. Este criterio dejará en un futuro muy próximo de ser reseñable para convertirse en estándar. Cada vez más los consumidores aprecian los esfuerzos que en este sentido hacen los proveedores de productos y servicios y por tanto prefieren proveedores responsables y ese cambio de tendencia terminará castigando a quien no lo haga. ¿Te apuntas?

Jorge González Cortés
Energía sostenible 360º

Jorge González CortésJorge González Cortés es director Comercial y Marketing de Gesternova. La empresa suministra únicamente electricidad renovable a particulares y organizaciones como Triodos Bank España, comprometida con el uso íntegro de electricidad verde.

González Cortés también es presidente de Contigo Energía, empresa del grupo Gesternova que ofrece soluciones en autoconsumo, climatización y movilidad eléctrica.

En sus responsabilidades actuales, destaca también su ocupación como presidente de la Sección Fotovoltaica de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA).

¿Qué opina sobre "La electricidad verde y las empresas"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Steven Vanholme Hace 4 meses

¡Felicidades Triodos ! ¿Yá conoce EKOenergía? EKOenergía es la ecoetiqueta internacional de la energía, sin ánimo de lucro. Está disponible en todos los países en los que Triodos está activo. En España, Gesternova es uno de nuestros proveedores autorizados
EKOenergía es siempre 100% renovable y cumple con criterios de sostenibilidad adicionales marcados por organizaciones medioambientales. Con EKOenergía, los consumidores también apoyan el desarrollo de nuevas fuentes de energías renovables. Por ejemplo, con nuestro Fondo del Clima, financiamos proyectos solares en áreas empobrecidas.