Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

opinión

El hombre que no quería ganar más dinero

Por Joan Antoni Melé

Por Joan Antoni Melé

Una reflexión de Joan Antoni Melé, formador en valores y miembro del Consejo Asesor de Triodos Bank.

Últimamente, si algo ha inflamado el ánimo de muchas personas es la elevada remuneración de algunos directivos del sector bancario, enriquecida con bonus por objetivos. He hablado antes de estos incentivos, de lo innecesarios y hasta contraproducentes que me parecen y de porqué Triodos Bank decidió descartarlos. También me ha tocado ver, hace años, como algunos compañeros del sector tomaban demasiadas decisiones al calor de una prima personal, no por pensar que fuesen acertadas o seguras para sus entidades.

Pero igual que mucha gente está en contra de este tipo de premios económicos, otros son sus fervientes defensores. Para todos, me parece interesante la historia que leí hace unos días en un periódico sobre el hombre que no quería ganar más dinero.

Cuando tener dinero es un problema

Sin duda, cuando hablamos de esta persona, este escritor, no lo estamos haciendo precisamente de alguien que se caracterizase por ser poco trabajador o que no desempeñase su labor con gran calidad.

Josep Pla

Josep Pla a los 20 años

Gustos literarios y políticos aparte, Josep Pla ha sido reconocido como uno de los mejores escritores contemporáneos en lengua catalana. Sin embargo, la posibilidad de ganarse muy bien la vida no era lo que le motivaba para escribir bien. Al menos, es lo que se deduce de esta anécdota.

Pla recibió una suculenta oferta económica para colaborar con la prestigiosa revista estadounidense Saturday Evening Post. Cuentan que era una de esas que se suelen llamar “irrechazables”, aunque personalmente quiero pensar que, en esta vida, siempre nos queda la opción de decir “no”. El escritor declinó la proposición, pero lo mejor de todo fue la razón con la que formuló su respuesta: con tanto dinero, solo conseguiría que se me descuadrase el presupuesto.

Se puede decir que era afortunado por poder renunciar a un trabajo, pero sobre todo suena bastante pintoresco que no desease más dinero. ¿Un caso único?

No creo que deba serlo. Por muy buen escritor que fuese, al fin y al cabo Pla no era de otro planeta. Más bien pienso que, si no dejamos de lado la naturaleza humana como se hace tantas veces, nos encontramos con que para las personas hay muchas otras cosas de valor en nuestra vida aparte del dinero. Algo que también demuestran los miles de clientes de Triodos Bank que donan intereses de sus cuentas a ONG, como informaba hace unos días el banco. Es solo un ejemplo más de que el dinero no lo es todo, pero me hace sentir especialmente bien.

Es obvio que una suma mínima de dinero resulta indispensable para vivir, no seré tan ingenuo como para negarlo; de hecho resulta insostenible e intolerable que tantas personas no lleguen a esa suma, en nuestro país y, sobre todo, en el conjunto del mundo. Además, es deseable que los salarios sean decentes, porque me parece más importante saber cómo se obtienen, haciendo qué.

Pero hoy también tengo ganas de decir, con toda franqueza, que no me pondría en el lugar de algunas personas vistas como extremadamente afortunadas, porque tienen mucho dinero. Y lo digo porque he conocido a muchas personas dominadas por el dinero, y me daba la sensación de que era este el que tenía a la persona y no al revés. Frente a ello, creo que el mejor antídoto es la donación, un acto de generosidad, el ejercicio de dar aquello que no necesitamos y que cambiaría la vida de muchas personas. No es algo nuevo, recordemos el diezmo que proponían algunas religiones, dar el 10% de lo que uno gana, o la vieja reclamación de destinar el 0,7% del PIB a la ayuda al desarrollo. Sí, ya lo sé, es un gran reto y es muy difícil, pero os invito a pensar en ello, porque si esta idea se contagiara, el mundo cambiaría en muy poco tiempo.

¿Qué opina sobre "El hombre que no quería ganar más dinero"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 29 comentarios

Franco Viles Hace 3 años

Si seguimos dando por “normal” la gran aberración social que significa la compra-venta de trabajo asalariado entre seres humanos y su abyecta hija, la apropiación descarada, cínica e inmoral de las plusvalías que genera el trabajo, por parte de los “honorables” empresarios, es que se constata amargamente que el esfuerzo por embrutecer, aborregar e intoxicar a la Humanidad con valores neoliberales, por parte de la “socialdemocracia” ha dado estupendos y prolíficos resultados, para desgracia del futuro de la Sociedad.

SHIMI Hace 3 años

Al parecer y según mis observaciones Pla era un fuera de serie como escritor, no era ningún pobretón y tenía mas que suficiente para vivir sin ser esclavo de nadie, tal vez le agradaba escribir pero solo para su placer y cuando le apetecía, visto lo cual no quería ser un rico muy rico pero a la vez esclavo de alguien mas rico que el. Nada he leído del tal Pla, colaborador como dice alguien por aquí, al igual que muchos que ahora dicen ser catalanistas e independentistas antes lo tenían por uno de los grandes, era la época que hasta Pujol, Mas y toda su “troupe” de la burguesía catalana son esa burguesía catalana que hizo muy buenas “migas” con Franco y sus cómplices, formando parte de su banda. Hasta tuvieron “héroes” que fueron incapaces de morir con prestancia, después de haber traicionado al bando Republicano y pasarse al bando de la gran “cruzada católico fascista” y como que en ese momento tan crucial el bando “católico nazi” no estaba para “hostias” se cepillaron (no se fiaban ni de su padre) a aquel creyente traidor, aunque luego lo elevaron a la categoría de héroe catalán. En Catalunya tenemos unos héroes muy poco recomendables, como se ha visto a través de la historia y sobre todo la mas reciente, en el resto de España pasa lo mismo, a los héroes de verdad los mataron los reyes y sus “trepas” patrioteros, a los traidores los elevan al pedestal de héroes patriotas, sirviéndose de la mentira y el “peloteo”. En fin alguien por aquí me ha incitado a escribir esto, como podrán ver escribir no es lo mío, lo mío es la mecánica y los números y mi natural creencia lógica me dice que cuanto mas dinero logras tener, mas habrás explotado, manipulado y robado a los pobres esclavos que tienes a tus órdenes y de paso a los esclavos indirectos.

politzer Hace 3 años

La frase es bonita y resultona, pero cuesta creérsela de Pla. (no por españolista sino por ampurdanés)

Olga Hace 3 años

Reconozco que la frase “con tanto dinero, solo conseguiría que se me descuadrase el presupuesto” me ha hecho sonreir. Pero no seamos falsos: Los bienes materiales, llámemoslos si se quiere dinero, son necesarios. Y si no, ¿qué viene a demostrar precisamente la banca responsable?: Con el uso responsable del dinero se puede lograr una sociedad sostenible y responsable.

Los bienes materiales son necesarios y todos los queremos porque los necesitamos. No seamos hipócritas: con mini donaciones se consiguen soluciones simbólicas. Y eso es precisamente la razón de ser de la banca responsable. Para donaciones ya están otras organizaciones. No es esa la esencia del uso responsable del dinero.

Que en Triodos Bank no se ganan bonus puede ser verdad pero más verdad es que no todos los trabajadores viven con el mismo confort económico. Y para más información esa retribución no siempre está ligada al rendimiento o capacidades del trabajador; muchas veces son criterios de oportunidad los que más pesan. Y para un trabajador válido y responsable vivir sin confort económico es posible pero cuando la situación se alarga en el tiempo termina siendo insostenible… una incoherencia para una organización que busca la sostenibilidad.

Y todo ello, lo digo desde el aprecio. Como diría alguien de dentro “sin acritud, ¿eh?…” 😉

bruce Hace 3 años

¿Pero por que echan de menos el diezmo, si ya tenemos el IVA? (Y a mas del doble de la cantidad, exaactamente al 21%, de momento…). Diezmos, IVAs… Son los impuestos mas injustos que hay, por su falta de progresividad.

Antonio Tornero Hace 3 años

“AL PODER LE FALTA CONOCIMIENTO Y AL CONOCIMIENTO LE FALTA CAPITAL”.
A.T.J.
La triste realidad de nuestra sociedad.

Jose Luis Hace 3 años

No estimes el dinero ni más ni menos de lo que vale:
es un buen servidor y un pésimo amo.”
Alexandre Dumas -hijo-

Rod Hace 3 años

Como aquel que cantaba “que no que no, que yo no quiero dinero, que no que no, cariño lo que yo quiero…) A través del dinero tratamos de tapar los huecos emocionales; pero por más que acumulamos, esas carencias necesitan de otro material de relleno.

Cataplà Hace 3 años

La respuesta de Pla es, como su obra, simplemente genial, Como diriamos por aquí, “els va ben collonar”.Muy mal traducido como ” les vaciló”. Es una manera de ser y comportarse bien común por aquí l’ empordà.

AvFenix Hace 3 años

Pues a mi no me parece tan admirable la postura de no quiero dinero. Mi opinión es que cuanto más ingresos tuviera yo mucho mejor, siempre que sea dinero ganado lícitamente. Yo quisiera tener una inmensa fortuna, pero no para vivir lujosamente, sino porque tendría la posibilidad de ayudar a mucha gente. Apoyaría proyectos de investigación, y crearía o apoyaría iniciativas empresariales, para generar puestos de trabajo. Soy parado y sé lo mal que se pasa. Creo que la gente que tenga excedentes monetarios, lo mejor que puede hacer para ayudar a la sociedad es invertirlo para generar puestos de trabajo, y sacar a la mayor cantidad de gente posible de la crisis y la pobreza que tanto proliferan en estos tiempos. A parte a numerosísimas causas sociales a las que se puede ayudar.

Josep Maria Hace 3 años

Es el dinero una adicción como otra? Qué terapia es necesaria? Una vez superada esa adicción cómo veré al mundo?

Respondiendo a Josep Maria
Josep Francisco Hace 3 años

No, es un medio para conseguir cosas. Si no necesitas comida, ni vestido ni vivienda, entonces no necesitas dinero.

Florentina Zapico Yáñez Hace 3 años

Pla es Pla, su rutina fue la fuente de su creatividad.

Ivan Rodriguez Coto Hace 4 años

Me encontraba hace poco en el entorno familiar de mi mujer y mi cuñada dijo lo siguiente ” para ser feliz hay que ir marcándose objetivos, metas con las que estimularse”. A continuación todos empezaron a recitar sus objetivos ( comprar una casa, un coche, ganar no sé cuanto dinero ….). Al final llega mi turno y digo: ” llegar a los 50 años en buen estado de forma para poder jugar a futbol u otros deportes con mis hijos, llegar a los 75 años con suficiente salud para poder leer todos los libros que yo quiera sin descanso e ir al cine al menos dos veces al mes durante el resto de mi vida. ” Lo primero que se me pasó por la cabeza,aunque se me ocurren muchas cosas más. Lo llamativo fue ver el rostro de todos los presentes, como si estuvieran delante de un chalado.
Un saludo.

kike Hace 5 años

A partir de la tercera pregunta, jose mugica es el que mejor lo explica: https://www.youtube.com/watch?v=aaLCZ14qwF4&list=WLCACBD3A53C08A13A

ROSA Hace 5 años

Lo del diezmo a mi me parece, que no porque lo digan las religiones, sino simplemente como un agradecimiento al Universo, al Planeta o simplemente a la vida. Para mi es una devolución, por todo lo que recibo cada día. Sin excepción cada Ser Humnano deberíamos disponer de una casa digna, comda, ropa, sanidad, educación etc. El dinero no es malo, el ser humano hacemos que sea malo con nuestra codicia. Feliz Navidad y mejor 2014.

Nanin Hace 5 años

Maldito dinero, según en que manos esté surgirá algo diferente, es una semilla que da mucha variedad de productos, depende de en que manos esté. Deberíamos empezar a quitarle la importancia que quieren que tena.

roman Hace 5 años

El exceso de dinero siempre es malo. Cuantos hemos visto que usan ese exceso para tonterías como tener un cochazo, una casona,…y son atrapados por el ansia de mas y mas. Ghandi dijo aquello de que el queria vivir de una manera simple para que otras personas pudieran simplemente vivir. Y yo creo que por encima de un nivel de ingresos, no se vive mejor. La clave también es gastar menos, y si de alguna manera se pudiera socializar como favorecer tiendas de segunda mano, huertos compartidos, calefacción alternativa,…podríamos vivir con menos dinero, trabajar menos y habría más trabajo para todos.

pepe Hace 5 años

El ejemplo del diezmo (eclesiástico) me ha dado que pensar. Menos mal que en España fueron implantadas las amortizaciones eclesiásticas, aunque en pleno siglo XXI, “la Iglesia experimentó un boom inmobiliario muy particular, sobre todo, a partir del año 2003. Una reforma de la ley Hipotecaria en 1998 durante el Gobierno Aznar permitió a la Iglesia, y solo a la Iglesia, inscribir lugares de culto y otras propiedades que no estuvieran registradas” (http://politica.elpais.com/politica/2013/05/05/actualidad/1367768798_397124.html). Debemos tener cuidado a la hora de realizar una donación y esforzarnos en conocer quién, para qué y cómo se destina y ejecuta la aportación.

Francesc Marín Hace 5 años

Probablemente el factor más importante a la hora de tomar una decisión así sea tu situación económica. Nacer en una familia pobre haría mucho más difícil rechazar ese dinero, lo cual creo no era el caso de Pla. Personalmente, y conociendo al personaje, diría que no deberíamos sacar esta historia del terreno de la anécdota, y así también le podríamos otorgar una buena dosis de excentricidad. Josep Pla era un gran excritor, nadie lo discute, pero no menos debemos recordar su afección al golpe militar de 1936 y a la posterior dictadura.

Respondiendo a Francesc Marín
bruce Hace 3 años

Por supuesto, para un catalanista, Pla era lo peor que se podia ser: un “españolazo” aunque fuera tan catalan como la tramontana. Era mucho mas guay ser un pistolero del bando de la ERC en 1936. Esos que defendian la ideologia identitaria “buena”(la nostra) y correcta. Y un bando que ademas de pistolerismo, producia escritores estupendos. (Por supuesto todo en tono ironico). Desacreditar a Pla porque prefirio “susto a muerte”, segun usted, le inhabilita como catalan y español. Precisamente a el, que conocia la historia y la realidad catalanas mejor que nadie desde dentro. De todas formas, el bando catalan que tenia el dinero, es el que gano la guerra. Si, el mismo que apoyo a Franco, que consiguio mantener y aumentar sus privilegios economicos que desequilibraron España territorialmente (todo lo contrario a lo que se hizo en Alemania tras la destruccion de la segunda Guerra Mundial, donde si se equilibro el pais, implantando industria en el sur rural y atrasado). Creo que muchos catalanes solo estudian una version deformada y conformada por leyendas de la historia que choca con el mas elemental analisis de la realidad. Sera porque hay cosas que no se quieren ver por lesivas para la autoestima.

Respondiendo a bruce
juansintierra Hace 3 años

En fin, se nota que has leído poco a Pla, que era muy catalanista, en el sentido burgués, pero no soportaba a los rojos, ni españoles ni catalanes, pues a su parecer traían el caos y la bancarrota de las classes acomodadas que eran las únicas preparadas para gobernar… te recomiendo que lo leas porque su vista ácida siempre es interesante aunque no se compartan sus ideas

Respondiendo a bruce
Carlos de Barcelona Hace 3 años

En respuesta a Bruce, he de decir que tus palabras desprenden mucho odio. Has de pasarlo muy mal. Relax.

María Bernad Hace 5 años

Sencillamente es una cuestión de madurez. Cuando no somos conscientes de nuestros valores necesitamos el espejo de los cuentos. Ogros, brujas o dinero.

La autoestima es el espacio perfecto para descubrir el equilibrio entre individuo y sociedad.

Cuando conseguimos ese equilibrio, el dinero se convierte en lo que es: un papel desde el que un día nos contaron un cuento.

Respondiendo a María Bernad
Dani Hace 5 años

Que bonito !!

Respondiendo a María Bernad
Albert Hace 3 años

Cuánta razón tienes! No se podía decir mejor, y qué bien escrito!

Manuel Adán Hace 5 años

Ciertamente, cuesta mucho encajar que alguien no tenga interés en lucrarse siempre que se presente una oportunidad para ello. Algún tiempo atrás, comenté en una reunión de amigos la decisión de establecerme un “salario máximo interprofesional”, que además también sería el mínimo. Esto puedo hacerlo como empresario. Hubo quien lo entendió como simples bonitas palabras, otros como una excentricidad más, y alguno como una especie de autocastigo. Lo cierto es que fue una experiencia transformadora acontecida tiempo atrás la que reordenó mi lista de prioridades, comenzando a sentirme rico aún ganando lo mismo que hasta entonces. Por eso sé que mis amigos sólo podrán comprenderme toda vez que de alguna manera vean el mundo tal y como lo veo yo ahora, y que la codicia reinante colapsará sola y exclusivamente con la transformación personal de la mayoría.

Respondiendo a Manuel Adán
Cristina Angulo Hace 3 años

Si señor, ojalá ésa fuera la línea de pensamiento de la ciudadanía.

Cristina Angulo Hace 5 años

Me gusta!!


+ Mostrar los 29 comentarios