Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Reportaje

Danza integrada: artes en movimiento

Esta actividad reinventa la danza para colectivos con capacidades diferentes

Esta actividad reinventa la danza para colectivos con capacidades diferentes

La danza integrada es más que danzaterapia pero ambas tienen mucho en común y grandes resultados, porque la danza expresa y comunica a través del movimiento.

En la Asociación Kiakahart, en Barcelona, lo saben bien. Les mueve la voluntad de “promover la cultura de la diversidad, velar por la integración de colectivos y dinamizar la sociedad a través de las artes en movimiento y la hibridación cultural”, explica su fundador, Jordi Cortés, quien añade que “se trata de una expresión artística cualitativa para la integración de colectivos diversos, porque la danza integrada es para personas con y sin discapacidad”.

“Nuestro propósito es abrir espacios para la creación y expresión dirigidos al máximo número de colectivos y ciudadanos”

Tras 30 años de trayectoria heterogénea y ecléctica, Jordi Cortés decidió en 2013 dar forma a la Asociación Kiakahart y poner la danza a disposición de la ciudadanía: “Es una forma de rescatarla, ya que está desapareciendo del bagaje cultural y social de los ciudadanos”, indica. “Nuestro propósito es abrir espacios para la creación y expresión dirigidos al máximo número de colectivos y ciudadanos, para tener una incidencia social positiva”.

Para facilitar esta labor, Triodos Bank ha concedido a la asociación varios adelantos de subvenciones y préstamos para la puesta en marcha de obras de danza integrada, entre ellas el espectáculo de danza “Fósil”, que profundiza en la memoria corporal y genética de cada individuo.

La danza contemporánea llevó a Cortés a descubrir diferentes formas para el conocimiento de su cuerpo y explorar e investigar nuevas opciones de expresión, gracias a los mestizajes de corrientes artísticas que podemos encontrar actualmente. Le acompañan en su labor un equipo de profesionales de la danza, colaborando junto con la Fundación Guttman con personas afectadas por daños cerebrales u otras discapacidades de origen neurológico. A través de este apoyo mutuo, pacientes de la fundación descubren su potencial personal danzando en Kiakahart.

“Esta actividad beneficia especialmente a las personas con diversidad funcional ya que mejoran su motricidad y les permite integrarse en un colectivo”

Los médicos y terapeutas que hacen el seguimiento a las personas que bailan destacan el avance y desarrollo de los usuarios, que mejoran su grado de movilidad y de comunicación. Según acredita Cortés: “Esta actividad beneficia especialmente a las personas con diversidad funcional ya que mejoran su motricidad y les permite integrarse en un colectivo”.

Espacio de encuentro

Cuando Kiakahart comienza su andadura en el barrio barcelonés de l’Eixample no solo se piensa como un lugar donde impartir clases de danza sino “como un espacio donde la danza es el núcleo desde el que reflexionar y sensibilizar sobre la inclusión en un entorno diverso y multicultural”. La asociación se convierte en un laboratorio de experimentación donde además se imparten charlas, clases, seminarios y cursos para favorecer el aprendizaje y la divulgación de las artes en movimiento, tratando de involucrar al tejido asociativo del barrio.

PROYECTO CV: ASOCIACIÓN KIAKAHART

La asociación cultural Kiakahart nace en Barcelona en 2013, continuando el trabajo iniciado por la compañía de danza Jordi Cortés y la productora Alta Realitat. Kiakahart lleva a cabo talleres de danza integrada, en los que participan personas con capacidades diferentes, tanto física como intelectualmente.

Además, la asociación promueve otras actividades como cursos, seminarios o charlas, enfocados a la difusión de temas relacionados con las artes en movimiento y la integración social. Triodos Bank ha concedido financiación a esta entidad para, entre otros, llevar a los escenarios el espectáculo de danza integrada “Fósil”.

En la Asociación Kiakahart ven a sus alumnos como intérpretes y performers. “Trabajamos de manera individual para ayudarles a buscar desde su personalidad su propio lenguaje, sin interpretar al maestro sino encontrando su propio concepto, evolucionando y rompiendo obstáculos físicos y mentales. Lo descubren a nivel individual y esto suma a nivel grupal”, explica su fundador.

“Aprendemos a descubrir la danza desde una silla de ruedas, desde el suelo, desde el contacto con los demás, desde la música y desde la vivencia y expresión a través del movimiento”

A Kiakahart acuden personas con diferentes tipos de discapacidad, ya sea física o psíquica. “Aprendemos a descubrir la danza desde una silla de ruedas, desde el suelo, desde el contacto con los demás, desde la música y desde la vivencia y expresión a través del movimiento. Todos aprendemos de todos”, continúa, porque se trabaja desde la diferencia grupal permitiendo que la singularidad de cada individuo ofrezca una visión más rica de la vida y el arte.

BANCA ÉTICA Y CULTURA: HECHOS

El arte y la cultura juegan un papel importante en el desarrollo personal y en la cohesión de la sociedad en su conjunto. La expresión creativa proporciona nuevas perspectivas, inspira y conecta a las personas. En el año 2015 Triodos Bank concedió 727 préstamos a iniciativas, organizaciones y empresas dedicadas a producir arte y cultura en toda Europa.

Una financiación que asciende a 321 millones de euros, un 22% más que en 2014.

Texto: Carmen Solís Domínguez · Fotos: Yoanna de Miguel

¿Qué opina sobre "Danza integrada: artes en movimiento"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Libertad Hace 2 meses

Todos tenemos derecho a poder disfrutar de la danza y a poder expresarnos libremente. La danza, la música, es libertad y es una forma de podernos comunicar y de transmitir lo que sentimos. Opino sobre la danza integrada que es algo positivo y que la danza no tiene barreras sino alas para volar.