Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

entrevista

“Queremos que la banca con valores sea el modelo principal”

Marcos Eguiguren, director general de la GABV

Marcos Eguiguren, director general de la GABV

Marcos Eguiguren, el primer director general de la Alianza Global para una Banca con Valores (GABV), una organización cofundada por Triodos Bank y que agrupa a 46 entidades financieras de los 5 continentes centradas en las necesidades de la sociedad, lanza el reto de que la banca sostenible deje de ser la excepción del sistema.

El éxito anual del Día #BankingOnValues muestra cómo no hay fronteras para el interés que despierta la banca concebida como un agente positivo de transformación social.

“El objetivo es que en unos años la banca con valores sea el modelo bancario principal”, explicaba Eguiguren en un encuentro en Madrid ante los empleados de Triodos Bank en España. En esta entrevista, comparte más novedades del proyecto global que encabeza.

En los últimos años se ha disparado el conocimiento de la banca con valores pero, ¿qué falta para que más personas e instituciones la pongan ya en su agenda como opción y solución efectiva?

Para que la mayoría de las personas sepa que hay otra forma de hacer banca, nos quedan muchos años de trabajo.

Por otro lado, destacaría que las entidades de banca con valores podríamos tener más conciencia de nuestra dimensión, de que necesitamos llegar a más gente. También resulta esencial continuar aumentando la coordinación entre entidades. Por ello, la importancia de esta red de bancos con valores es grande, pero para ser relevantes a nivel mundial tenemos que serlo también a nivel local.

Es decisivo crecer pero, ¿cómo se puede aumentar el número de bancos miembros de la Alianza Global para una Banca con Valores y, a la vez, preservar los estándares de la banca sostenible?

A través de los 6 principios de la banca sostenible consensuados y que defiende la GABV, que son muy claros: actividad bancaria con triple resultado, no solo económico sino también social y medioambiental; inversión centrada en la economía real; solidez y orientación a largo plazo; gobierno inclusivo y transparente y arraigo real de esta cultura en las organizaciones, más allá de las declaraciones de intenciones.

“Nos proponemos avanzar hacia un estándar mundial de banca con valores”

En este sentido, todos los miembros de la GABV pasan por un proceso de verificación para poderse integrar en ella y, además, utilizamos unos criterios de referencia propios que llamamos Baremo de banca sostenible. Para completarlo, esperamos que esta metodología sea supervisada de forma más independiente aunque ligada a la GABV y avanzar así hacia un estándar mundial de banca con valores.

Eguiguren - GABV

Marcos Eguiguren durante su intervención ante los empleados de Triodos Bank en España

Por otro lado, nos estamos abriendo a incorporar a entidades que estén en transición hacia la banca sostenible no como miembros plenos, pero sí como bancos asociados que se comprometan a hacer ese cambio en un plazo de tiempo determinado.

Esto es algo en lo que estamos trabajando muy recientemente, pensando en bancos que realmente están en la misma línea, pero a los que les falta un cierto empujón, con la idea de que tengan un papel como observadores en la GABV y podamos ayudarles a conseguirlo.

En una entrevista en La Revista Triodosel periodista holandés Joris Luyendijk defendía, como han hecho otras personalidades, que no se ha enfrentado la raíz de la crisis financiera, por lo que seguimos expuestos a los mismos riesgos. ¿Cuál es su visión al respecto?

Pienso que las causas de la crisis se han abordado solo parcialmente y que hay aspectos clave que tienen que ver con una determinada mentalidad, sobre todo con cómo afrontamos el consumo y la vida económica como individuos. Eso sigue estando ahí.

Se ha pretendido dar una solución a la crisis desde la regulación, empezando por intentar que la banca sea más solvente, a través de Basilea III, o proteger mejor a los consumidores, con la próxima normativa MiFID II, pero se intenta abordar la relación de la banca con el ciudadano desde un paradigma burocrático: como no me fío de lo que la banca hace, vamos a hacer que rellenen muchos papeles.

“Necesitamos consejos de administración que operen con criterios éticos y más conciencia de los clientes”

Como ciudadano, entiendo que la Administración ponga determinado número de requisitos, pero la regulación siempre ha demostrado ser ineficaz en el largo plazo.

Por lo tanto, coincido en que corremos el riesgo de nuevas crisis, porque lo fiamos todo a la regulación y eso no es suficiente: necesitamos consejos de administración que operen con criterios éticos y más conciencia de los clientes.

También se han producido otras novedades relevantes, como rescatar la idea de separar la banca comercial y la banca de inversión.

Esa separación es correcta, pero creo que se debe ir más allá. Hoy es fundamental profundizar en el rol de la banca en la sociedad y en la dinamización o no de determinadas actividades productivas y humanas.

Peter Blom, CEO de Triodos Bank, llama a repensar el concepto de crecimiento económico y defiende un enfoque basado en crecer en calidad de vida pero no en cantidad de producción y consumo material. ¿Cómo se adapta a nivel global este discurso, teniendo en cuenta las necesidades básicas aún no cubiertas en muchos países?

Comparto la visión de Peter Blom, porque crecer por crecer no tiene mucho sentido. Hoy, la gran pregunta es si por tener el doble de ingresos tu calidad de vida y de los que están contigo cambia. En infinidad de casos, la respuesta es no.

“El gran problema en muchos países es que un punto de crecimiento del PIB no se convierte en más riqueza”

Ciertamente, este pensamiento que en Europa más o menos se entiende, en otros países es algo más complicado. Pero tambien en los lugares donde el reto sigue siendo el crecimiento económico, este sería más beneficioso si fuese más equilibrado. El gran problema en muchos países es que un punto de crecimiento de PIB no se convierte en más riqueza, sino que el 95% va a una élite y el 5% restante se distribuye entre el resto de la población.

¿Qué papel sigue jugando Triodos Bank como impulsor de la banca con valores en el mundo?

Triodos Bank es un claro ejemplo de este modelo de banca y, como fundador de la Alianza Global, clave para que exista. Sigue siendo importante por este papel y esto, como es natural y lógico, se le reconoce por parte de los demás miembros en el debate sobre banca con valores. Pienso que también sería bueno que la agenda del futuro estuviese marcada por voces más allá de Europa, pero no podemos entender la Alianza Global sin Triodos Bank, ni tampoco al revés.

Por último, ¿qué rol inspirador puede jugar para otras sociedades el crecimiento intenso de la banca ética en España en los últimos años?

En mi opinión, Triodos Bank no sería lo mismo sin la aportación de España, pero no lo creo así simplemente por el número de clientes o de volumen, sino por la manera de ver las cosas. Creo que su papel ha hecho que se pueda entender el modelo de banca con valores también en el Sur de Europa y que mucha gente de todo el mundo se interese por la manera en que, en un periodo relativamente corto de tiempo, se ha construido una opción bancaria hoy relevante en el país.

MARCOS EGUIGUREN

Doctor y en Administración de Empresas por la Universitat Politècnica de Catalunya, donde ejerce como profesor, actualmente dirige la Alianza Global para una Banca con Valores.

Entre sus desempeños en el mundo de la empresa, ha formado parte del consejo de administración del Grupo Triodos.

Entrevista: Xavier Hervás Vigueras

¿Qué opina sobre "“Queremos que la banca con valores sea el modelo principal”"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Juan Manuel Hace 3 años

Sea por los efectos de las crisis, por las redes o por el desarrollo cultural en general, se percibe una creciente concienciación en la ciudadanía acerca de los problemas que les rodean así como una mayor implicación en las posibles soluciones. Está claro que una nueva banca que se implica positivamente aportando a la sociedad soluciones a esos problemas es algo que va a atraer a más y más personas y no sería extraño que esa banca de valores se convirtiera con el tiempo en la corriente principal. Desde luego sería algo muy deseable.