Según la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) 2021 se cerró con un parque de más de 180.000 vehículos eléctricos en España. Se trata de una tendencia en rápido aumento, porque se ha pasado de 4.746 vehículos eléctricos matriculados en 2016 a más de 83.000 en 2021.

Recargar es más fácil de lo que parece

El mercado eléctrico crece impulsado por la regulación de las instituciones, que han puesto fecha de caducidad a la venta de coches de combustión. Así que es cuestión de tiempo que las personas que quieren o necesitan disponer de coche se decidan por uno eléctrico. El cambio, de entrada, despierta dudas, especialmente sobre si hay puntos de carga suficientes en tus rutas habituales, sobre el precio de la electricidad o la inversión en un vehículo más caro. Pero la verdad es que cada vez existen más opciones.

Las comunidades de vecinos y vecinas deben ser informadas, pero no pueden negarse a la instalación de un punto de recarga

Una de ellas es la que ofrece Wallbox, que permite instalar un cargador en casa y controlarlo desde tu móvil. Esta empresa con financiación de Triodos Bank ha revolucionado el sector al diseñar cargadores compatibles con las casas y los garajes comunitarios. Y es que, según esta organización, el 80 % de las cargas de un vehículo eléctrico tienen lugar en el hogar.

Para facilitarlo hacen posible comprar un cargador directamente en su página web y contratar el servicio de instalación con uno de sus socios certificados. El precio del servicio dependerá de factores como la ubicación del contador o cuadro eléctrico, la distancia hasta la plaza de aparcamiento o las paredes o muros que haya que perforar. En todo caso, existen muchas opciones para materializarlo.

¿Sabías que si quieres instalar un cargador en un garaje comunitario tienes que comunicárselo a la comunidad de vecinos/as pero que no puede negarse?

El 80 % de las cargas de un vehículo eléctrico tienen lugar en el hogar

Otras ventajas de pasar a eléctrico

Una vez resuelta la duda sobre cómo cargar un vehículo en casa, para muchas personas la otra gran barrera es el precio. Los vehículos eléctricos son ahora más caros que los de combustión, pero requieren de menos mantenimiento. Además, es fundamental que se evitan emisiones de gases de efecto invernadero y nocivas para la salud, y se reduce considerablemente la contaminación acústica. Respecto a los costes, Daniel Malpartida, compañero de Triodos Bank, nos contó hace poco su experiencia personal de expectativa deamortización de la inversión inicial.

Y para controlar el gasto en electricidad, la app de Wallbox permite repostar en los momentos en los que la luz es más barata e incluso integrar placas solares. Es decir, no es simplemente una manera de supervisar la carga del vehículo, sino una herramienta para ser más sostenible. Con algunos cargadores se puede hasta proveer de energía al hogar a través de la batería del vehículo.

Un ejemplo de industria local sostenible

Puede sonar a ciencia ficción que el coche nos permita encender la luz por la noche sin gastar energía, o que las placas solares de la vivienda carguen el vehículo, pero estos desarrollos forman parte de un cambio más cercano de lo que parece. Y en muchos sentidos.

Este abril Wallbox inauguró en Barcelona una fábrica nueva, con empleo para 200 personas, donde se fabrican 1.200 puntos de carga al día. La empresa calcula que en 2025 dará empleo a más de 500 personas en esas instalaciones. Triodos Bank trabaja con Wallbox como parte de nuestro impulso al sector de la movilidad sostenible y de la industria verde y local.

 

.