Ladrón de miel, un proyecto vital al final de un largo camino

El año pasado Marleen lanzó su proyecto Ladrón de Miel con un objetivo doble. Por un lado, contribuir al desarrollo de la apicultura local y, por otro, conservar el medioambiente. La idea surgió durante un largo viaje en bicicleta, desde Tailandia hasta Sevilla, una aventura cambió la vida de Marleen y le dio la idea vivir en la naturaleza de forma sostenible y con un impacto ambiental positivo.

Ladrón de Miel se financió gracias a un crowdfunding con buena aceptación en la Fundación Triodos. Marleen nos recuerda que lanzar un crowdfunding no consiste solo en tener un vídeo bonito, sino que hay que dedicarle mucho tiempo durante los 40 días que dura. Y también nos da otros consejos para irnos al campo con una iniciativa sólida.

Las claves para emprender en el campo

“Lo mejor de emprender en el entorno rural es que te instalas en un sitio donde encuentres la forma de vivir que quieres”, nos cuenta Marleen. Gracias a Internet puedes vivir en un pueblo muy pequeño y tranquilo y a la vez estar en contacto con el mundo entero. Y buscar, además, a tus clientes donde sea necesario.

Emprender requiere tiempo y esfuerzo, así que la motivación es básica. Hay que estar al 100 % de energía y ganas, también en los momentos difíciles. También es importante la formación, porque hay que dominar algunos aspectos necesarios para el proyecto, como los procedimientos para montar una empresa o las formas de comunicación y difusión para que se conozca y atraer a potenciales clientes. Y, en su caso la apicultura, claro.

Para la emprendedora es fundamental tener claro donde están tus clientes y trazar estrategias para llegar hasta ellos y ellas. Por ejemplo, sus compradores están en la ciudad, no en el pueblo donde vive. Por eso, ha llegado a acuerdos con tiendas de la ciudad para vender sus productos u organiza visitas a las colmenas para que la gente de la ciudad conozca el proyecto y sus productos.

Para que una idea se materialice y prospere es imprescindible darla a conocer, así que una página web y las redes sociales son también aspectos clave. Por otro lado, hay que tener curiosidad, leer mucho y buscar otras experiencias de éxito. Hay que ser innovador y ofrecer algo diferente.

Por último, Marleen cree que es muy importante hablar de tu idea, compartir tu sueño. “A base de explicarlo a toda la gente que puedas, el proyecto se materializa y puedes encontrar personas que te apoyen económicamente, con ideas o a través de recomendaciones”.

Financiarse con un crowdfunding

Para lanzar un proyecto hace falta financiación y, en el caso de Ladrón de Miel funcionó muy bien el crowdfunding. “Hacer el crowdfunding con la Fundación Triodos también fue de gran ayuda, porque daba solvencia y credibilidad al proyecto” nos cuenta Maeleen, que además, considera que la comunidad Triodos ya tiene sensibilidad hacia la sostenibilidad  y eso ayudó a impulsar el proyecto. “Lo bueno es que desde la Fundación también ofrecen apoyo en la planificación de la campaña”, añade.

Actualmente, en la Fundación Triodos está en marcha otra campaña de crowdfunding para apoyar un proyecto de emprendimiento rural, Canna Rural, que pretende reactivar la agricultura del cáñamo y ayudar a repoblar zonas rurales. ¡Te animamos a conocerlo!

¿A qué se dedica la Fundación Triodos?

La Fundación Triodos es una entidad sin ánimo de lucro cuyo patrimonio se dedica a la realización de acciones de interés social. Su actividad se centra en el apoyo a proyectos e iniciativas para generar nuevas oportunidades a través de la donación y en el impulso al reconocimiento de la agricultura como instrumento educativo y de regeneración social.